Llegan las vacaciones de verano y varios millones de españoles salen de viaje. ¿También los que tienes hijos? También, claro, aunque a veces algunos papás se tomen esta cuestión como una tarea de superhéroes. Todo depende de algo muy sencillo: si creemos a nuestros pequeños capaces de aguantarse.

“Mamá quiero agua”
– Cuando podamos te damos agua.
– Es que yo quiero ya.
– Es que yo no tengo agua aquí.
– Es que yo no me aguanto”.

La conversación, con matices, se repite a menudo entre padres e hijos. Sea la sed, el pipí, el hambre, el calor o el aburrimiento, suele ser costumbre que nuestros niños no aguanten nada. ¿Es que no pueden? No, es que no quieren. O mejor dicho, es que no saben, porque nosotros no les hemos enseñado. No en vano, hemos llevado encima desde que eran pequeños una botella de agua en el bolso, junto a unas galletas para entretenerlos, algún juguete y unas toallitas húmedas. No vaya a ser que el niño aprenda el concepto de paciencia y se espere a que lleguemos a un lugar con grifo para beber, o sea capaz de retrasar una hora su almuerzo. Y, claro, viajar atendiendo las necesidades de nuestros hijos en el mismísimo instante en que les surgen es incomodísimo. De ahí que muchos padres solícitos se vean incapaces de dar un solo paso con ellos fuera de casa.
Y lo mismo ocurre con aquellos que deben seguir estrictamente el horario y otros aspectos de la rutina infantil, como si de un toque de queda se tratase.

Cómo entrar en un museo a media mañana si al bebé le toca dormir la siesta? ¿Y cómo se va a saltar el martes su dieta de pescado? ¡No digamos quedarse una noche sin baño porque hemos llegado al hotel con retraso!
Si además se viaja en compañía de amigos o familiares, toca adaptarse o fracasar estrepitosamente en el intento de convivencia pacífica. Sólo una anécdota para ilustrarlo: en un viaje familiar hubo que preparar una noche tres tipos diferentes de sopa, ¡para dar de cenar a seis niños!

Y, sin embargo, puedo prometer y prometo que se puede (y se debe) viajar con niños. Las pistas, en próximas entregas.

 

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.