El test del papá o la mamá blandiblup

por | ARTÍCULOS, Mocos verdes

¿Te has preguntado si eres o no un papá o mamá blandiblup?  Quizás salgas de dudas respondiendo a este cuestionario:

1. ¿Le llevas la mochila a tu hijo cuando lo recoges o lo llevas al colegio?

2. ¿Modificas tu agenda para que él atienda sus compromisos sociales, como cumpleaños, fiestas de disfraces, etc.?

3. ¿Lo acompañas incluso a llamar a la puerta del vecino porque te angustia que le pase algo?

4. ¿Le levantas un castigo aunque no se lo merezca porque no quieres renunciar tú?

5. ¿Le permites cambiar de juego, de ropa, de programa en la televisión, de actividad extraescolar y hasta de amigos constantemente y a su antojo?

6. ¿Le haces de comer sólo lo que le gusta?

7. ¿Te sientes responsable de su diversión y culpable si se aburre?

8. ¿Has llegado a hacerle los deberes con tal de que no le pusieran mala nota?

9. ¿Mandarlo de campamento o excursión te ha resultado un sufrimiento insoportable?

y 10: ¿le dejas dormir en tu habitación aunque vaya cumpliendo añitos?

Si has respondido afirmativamente a más de una de estas cuestiones, puede decirse que eres todo un progenitor blandiblup. Pero tranquilo, que esto no es una rara enfermedad (más bien es muy común en la actualidad) y no resulta mortal. Sólo conviene que esté diagnosticada para desdramatizarla y poner remedio a alguna de sus secuelas más serias: la falta de autonomía, madurez y sentido de la responsabilidad de nuestros hijos.
¿Que si hay vacuna? Sí: mucho sentido común aplicado en pequeñas dosis todos los días. Hablaremos de ello en próximos posts.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.