Llanto y movimiento

por | ARTÍCULOS, De la mano

¿Existe una relación entre llanto y movimiento?

Observando a niños en edades comprendidas entre 0 y 3 años y fijando la atención en su  desarrollo motriz, me da píe a pensar que existe una relación entre llanto y movimiento.

Seguramente no recordemos el día en el que nos pusimos de pie por primera vez. A partir de este momento, o incluso antes, nuestro nivel de autonomía cambió y con ello se abrió ante nuestros pies todo un mundo de sensaciones.

El avance en el aspecto motriz produce en el niño satisfacción por los gestos que éste muestra, sobre todo cuando comienza a caminar. Al sentirse con más confianza, el grado de bienestar es mayor, consiguiendo que los momentos de llanto se vean disminuidos.  Comienza una parte importante en el desarrollo de su autonomía. Todo un proceso en el que el amplio mundo de las emociones toma sentido y tiene como siempre un porqué. Lloramos por y en situaciones muy variadas, de alegría, enfado, rabia, impotencia…

Desplazarse por el espacio permite a los más peques:

  • Conseguir aquello que quieren sin ayuda del adulto. Esto reduce el tiempo de espera para alcanzarlo, aspecto importante a tener en cuenta en los más pequeños, ya que esperar suele llevarlos al llanto y la frustración.
  • Observar su alrededor desde distintas perspectivas. Verticalidad y horizontalidad.
  • Capacidad para elegir y primeras decisiones. Empiezan a descubrir los objetos elegidos por ellos mismos, no siendo el juguete que hasta ahora le venía ofrecido por el adulto.
  • Posibilidad de desplazamiento de objetos de un lugar a otro, para pasado un tiempo volverlos a recuperar. (Presencia/Ausencia de los objetos).
  • Se amplía el círculo social, me desplazo y conozco.
  • Capacidad de sortear obstáculos que van encontrándose en sus desplazamientos, evitando choques, los reflejos van convirtiéndose en hábito.

Caminemos junto a ellos compartiendo sus aprendizajes.

“Caminante, son tus huellas el camino y nada más;

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

Extracto de Proverbios y cantares.

(XXIX).  Antonio Machado.

Poemas del Alma.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.